Teléfonos: 985 56 47 60 · 608 07 21 07
Email: recepcion.ivallina@gmail.com

DESPEDIDAS Y COMIENZOS

Desapego

Parece que hoy ya esté llegando el otoño a esta parte de la Tierra.

Quizás ya está aquí aunque no toque, aunque aún no sea su día señalado.

Estoy sentada muy cerca del ventanal contemplando el horizonte, una línea perfecta y oscura que acaricia las nubes blancas que cubren totalmente el cielo. Tengo el mar casi a mis pies y veo las olas grises y revueltas golpeando la costa con fuerza. Las veo y las escucho creando sinfonías llenas de fuerza con el viento.

Ayer mismo era un mar en calma y cristalino acariciado por el sol y los niños jugaban y se bañaban en la orilla.

Ahora no hay nadie en la arena, sólo el mar y un viento frío acarician la costa.

Tengo un lugar abrigado y seguro desde el que veo todo esto, un refugio al que vengo a descansar siempre que puedo. Y hoy, viendo como se termina el día me parece sentir también la despedida del verano.

Y es hermosa y natural.

El verano se aleja sin apego y sin tristeza. Abandona las playas y las arenas y las olas no se inmutan.

No hay ningún lamento en el orden perfecto del cambio constante.

Todo llega, se despliega durante un tiempo y luego se aleja cediendo su lugar a lo que nace.

Contemplar la naturaleza cambiando y renovándose en un ciclo incesante, las estaciones sucediéndose a medida que giramos alrededor del Sol, me recuerda que yo también estoy de paso en esta Tierra.

Me pregunto a menudo si estoy preparada para morir cuando sea mi momento.

Me pregunto si lograré aprender las lecciones que me toquen en el tiempo que dure mi existencia.

Y deseo que cuando llegue ese momento yo lo sepa recibir con los ojos brillantes y las manos abiertas.

Y me deje llevar como se fue la primavera para ceder su tiempo al verano…. y como marchará el otoño y el invierno…..

Ojalá pueda aprender a soltar con desapego, y a vivir cada momento con presencia y gratitud.

Mis pensamientos flotan como nubes mientras contemplo las olas en la playa. Recibo y despido el aire en mis pulmones y quisiera poder ser más consciente de la vida que me habita. Aprender lo que la naturaleza enseña si la escucho.

El verano ya se aleja y la Tierra no opone resitencia.

El otoño se acerca día a día y todo fluye en ciclos desde siempre.

Desapego…..

Presencia…..

Gratitud……

Aceptación……

Fluidez……

Impermanencia……

Y el corazón se ensancha con palabras como estas.

Inmaculada Vallina

Deja un comentario





Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Al pulsar "Aceptar" consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en mas información plugin cookies

ACEPTAR